Amarillo, un color ideal para habitaciones juveniles


¿Tu hijo está entrando en la adolescencia? ¡Pues ármate de paciencia! Y es que, como ya sabrás, te esperan unos años algo complicados, aunque podrás llevarlos mejor si intentas ponerte en su lugar. No hay que olvidar que en esta etapa los jóvenes experimentan muchos cambios y nuevas sensaciones, así que tampoco lo tienen nada fácil. Una buena forma de ayudarles a pasar una buena adolescencia es proporcionarles una habitación que les pueda servir de refugio, es decir, que incluya todo lo que los chicos y las chicas de esa edad necesitan: una cama en la que descansar cómodamente, un escritorio amplio para hacer los deberes, dispositivos electrónicos que les permitan desconectar…

A la hora de decorar una habitación juvenil es esencial que tengas en cuenta la opinión del adolescente. Al fin y al cabo, será él quien haga uso de la estancia. De hecho, lo más seguro es que pase la mayor parte del tiempo que esté en casa en su refugio. Eso sí, tampoco deberás ceder ante todas sus exigencias. Por ejemplo, puedes dejarles que escojan los colores que van a primar en el espacio. En este sentido, el amarillo, un color ideal para habitaciones juveniles. Te contamos porqué a continuación ¡Acompáñanos!

Ideal para chicos y chicas

Una de las grandes ventajas del amarillo es que es ideal tanto para habitaciones de chicos como de chicas. Sí, ya sabemos que en estos tiempos no deberían existir los colores para niños y para niñas, pero lo cierto es que aún seguimos teniendo reparos a la hora de usar el rosa en habitaciones de chicos y el azul en dormitorios de chicas. Con el amarillo, en cambio, no existe este problema. ¿No te parece que la siguiente habitación juvenil es ideal para una chica adolescente?

 

Un color muy luminoso

Una de las cosas que más nos gusta del amarillo es que puede hacer que los espacios se vean más luminosos, algo ideal para habitaciones juveniles con pocos metros cuadrados y poca luz natural, que son las más habituales hoy en día. Además, en sus versiones más claras, el amarillo puede hacer que el espacio se vea más amplio de lo que en realidad es, sobre todo si se utiliza en paredes.

Cálido en invierno y fresco en verano

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que el amarillo tiene las cualidades de los tonos fríos y de los tonos cálidos. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que en verano es capaz de transmitir frescura, mientras que en invierno puede proporcionar la calidez necesaria. Eso sí, en este último caso es mejor decantarse por los tonos mostaza.

Cómo usar el amarillo en la habitación juvenil

A la hora de introducir el amarillo en la habitación juvenil tienes muchas opciones. Por ejemplo, puedes apostar por pintar las paredes de este color o empapelarlas con un papel pintado con este color como protagonista. Si te parece una opción demasiado arriesgada, siempre puedes emplear este color en textiles, complementos y objetos decorativos. Además, debes saber que en el mercado puedes encontrar muebles juveniles con detalles en amarillo. Puedes ver un ejemplo en el siguiente dormitorio juvenil.

Colores que combinan con el amarillo

Aunque no lo parezca, el amarillo es un color que combina a la perfección con un montón de colores. Lógicamente, si quieres ir sobre seguro lo mejor es que mezcles el amarillo con tonos neutros. Si te decantas por el blanco, la habitación juvenil se convertirá en un espacio tremendamente luminoso y visualmente más amplio. Los tonos madera y los grises también son muy adecuados. Además, nos encanta como queda la combinación del amarillo con el morado o el azul.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*