Cabeceros con luces integradas, una opción a tener muy en cuenta


Como ya te hemos comentado en anteriores ocasiones, los cabeceros juegan un importante papel en el dormitorio. De hecho, son muchas las razones por las que no deberíamos prescindir del cabecero: son aislantes, higiénicos, nos permiten leer y ver la tele de forma cómoda, aportan un toque de estilo a la estancia… Además, debes saber que este año están muy de moda.

Como ves, prescindir del cabecero no es una buena idea. Eso sí, debes saber que hay algunos cabeceros que son más funcionales que otros. Así, por ejemplo, mientras que los cabeceros tapizados nos proporcionan una mayor comodidad cuando estamos sentados, los que incorporan luces nos permiten crear una iluminación especial y, aunque no lo creas, ayudan a ahorrar espacio. Además, es importante que tengas en cuenta que son tendencia. ¡Te contamos más sobre los cabeceros con luces integradas a continuación!

Cómo debe ser un cabecero

En la mayoría de dormitorios, el cabecero actúa de punto focal, por lo que no debemos escoger un diseño cualquiera, sino uno que encaje perfectamente con el resto de la decoración (a no ser que quieras crear contraste a través de esta pieza), que resulte atractivo estéticamente hablando y, por supuesto, que sea funcional. Los modelos con luces integradas como el cabecero moderno que puedes ver en la siguiente imagen, son, sin duda, una fantástica opción.

Permiten ahorrar metros cuadrados

Como te hemos comentado al principio, los cabeceros con luces permiten ahorrar metros cuadrados, ya que al tener luces integradas, permiten prescindir de las mesitas de noche, que mucha gente solo introduce en la habitación para colocar las lámparas de mesa. Por tanto, son ideales para dormitorios pequeños que, lamentablemente, son los más habituales hoy en día.

Para crear una iluminación especial

Más allá de permitirnos ahorrar metros cuadrados, los cabeceros con luces integradas nos ayudan a crear una iluminación especial. Lógicamente, para el día a día necesitaremos de una luz general que ilumine toda la estancia. Sin embargo, cuando llega la noche, las luces del cabecero pueden ser perfectas para conversar con nuestra pareja, para crear un ambiente íntimo o para coger algo de la mesita sin tener que encender la luz general. Eso sí, es importante que tengas en cuenta que, en general, este tipo de luces no son adecuadas para leer libros en formato papel, aunque sí que podrás emplearlas para leer en un libro electrónico, que suelen contar con iluminación propia para favorecer la lectura.

Cabeceros con luces LED, más ecológicos

Por otro lado, queremos comentar que en el mercado podrás encontrar diferentes tipos de cabeceros con luces integradas. Los más habituales son los que incorporan las luces en la parte superior, enfocando a la cama. Los que más nos gustan son los que disponen de luces LED, que ya sabes que ayudan a ahorrar en la factura de la luz y, además, son buenas para la conservación del medioambiente. Puedes ver un ejemplo de cabecero con luces LED en la siguiente imagen. Como ves, este diseño es ideal para dormitorios nórdicos, un estilo que está muy de moda en estos momentos.

¿Vale la pena instalar luces en el cabecero?

Algunas personas optan por colocar ellos mismos luces en el cabecero, pero lo cierto es que con las propuestas tan económicas que podemos encontrar en el mercado, no es de extrañar que muchos prefieran comprar un cabecero con luces incorporadas. Además, con el ritmo de vida que la mayoría llevamos, poca gente tiene tiempo para hacer tareas de bricolaje y el poco tiempo que tienen prefieren dedicárselo a otras cosas, como disfrutar de la familia o del aire libre.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*