Cinco dormitorios juveniles muy modernos


La decoración de un dormitorio juvenil no es como la decoración de un dormitorio infantil. El niño deja de ser un niño y se convierte en un adolescente, así que lo más lógico es que quiera tomar parte de la decisión de cambiar el dormitorio. Sus gustos y sus necesidades pasan a ser prioritarias, así que debes escucharle con detenimiento para que se sienta cómodo en su habitación.

Los dormitorios juveniles que podrás ver a continuación son sencillamente preciosos. Hemos recopilado cinco diseños que nos encantan para que los tengas en mente a la hora de tomar una decisión de compra. Además, hay que decir que todos ellos son muy funcionales, algo que hay que valorar por el simple hecho de que un dormitorio juvenil debe contar con espacios bien diferenciados para descansar, estudiar y divertirse.

Azul turquesa al poder


El color turquesa transmite mucha energía y positividad. De ahí que sea una buena elección. Además, es un color perfecto para el verano. El que se muestra en el dormitorio de la imagen es muy vivo y combina con el blanco y un tono pino danés muy bonito. La composición está formada por la cama superior e inferior con tras cajones, un sinfonier y un armario que se adapta a cualquier rincón. Además, tampoco podemos olvidarnos de la estantería de 195 centímetros con trasera para colgar.

La alternativa más dulce


Es difícil decir que no a un dormitorio juvenil como este, ya que transmite una dulzura a la que todos nos rendimos en cuestión de segundos. El color rosa nube es una maravilla, lo mismo que se puede decir del azul nube, que es la otra opción. Ambos combinan muy bien con el color nature y el pizarra de los cajones. Probablemente sea el más completo de todos, ya que viene con cama superior e inferior, tres cajones debajo de la cama, armario, sinfonier, y bajo mesa de estudio de 40 centímetros con 2 cajones y hueco, a los que les acompaña una encimera de 150 centímetros y el pie de mesa de estudio.

Sutiles toques mint


El color mint, menta en español, es uno de los que está más de moda últimamente. Se utiliza para decorar en ambientes modernos y de estilo nórdico o minimalista. Es perfecto para dar un toque de color a todo tipo de espacios, como es el caso de este dormitorio juvenil tan llamativo. Dicha tonalidad se combina con los colores base, que son los que asociamos a la madera de siempre. Éstos son los Acero, Artic, Natural y Seda. Por si el mint no te gusta, siempre estás a tiempo de pedirlo en otros colores como el gris, el lima, el mar, el arena, el azul, el mora, el fucsia o el rosa.

La apuesta segura


Si no te la quieres jugar y lo que te preocupa es acertar, no cabe duda de que este es el dormitorio juvenil más recomendable. ¿Por qué? Pues porque el blanco teja que lo protagoniza es sinónimo de éxito. Eso sí, también está disponible en otros colores. Lo que no cambian son las características: tablero de partículas de madera recubierto de tablero melamínico de efecto natural y efecto lacado, con bisagras metálicas regulables en altura, cantos en PVC y guías metálicas en los cajones.

La belleza de los colores pastel


Por último, y no por ello menos atractivo, nos gustaría mostrarte este otro dormitorio juvenil en el que la combinación de colores pastel te invita a pasar momentos muy agradables. Se trata de una cama compacta con nido, cajonera y escritorio que prioriza la alegría a través de colores como el azul, el marrón o el verde, todos ellos con una suavidad que se agradece.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*