Claves para una casa colonial tropical

Ahora que llegan los meses más calurosos del año hay que reconocer que a uno le apetece cambiar de decoración, ¿verdad? Eso de mezclar colores sobrios es más del otoño y el invierno, pero cuando llega la primavera y el verano somos más atrevidos y queremos rodearnos de colores vivos y motivos tropicales.

De esto último quiero hablar hoy en este artículo, centrándome en un estilo decorativo tan particular como el colonial tropical, que como seguramente ya sabrás es uno de los más apropiados para sentirse como en el Caribe.

La madera lo es todo

Lo primero, y seguramente lo más importante, tiene que ver con la madera, que como podrás imaginar no puede ser una madera cualquiera. Si lo que buscas es un look tropical con influencia colonial, deberías apostar por madera noble y autóctona de los países colonizados.

Teca, bambú, paulonia… Son algunos ejemplos de madera que encajan a las mil maravillas por su aspecto y por sus propiedades. Se podría decir que se llevan muy bien con las plantas y las flores, que como podrás imaginar son prácticamente imprescindibles cuando se trata de crear el ambiente adecuado.

Hay que decir que la madera no solo debe ser el material protagonista en los muebles, sino que también hay que decantarse por ella a la hora de elegir accesorios decorativos. Es más, también hay que pensar en la opción de utilizar la madera en las paredes como revestimiento y en los suelos.

Fibras vegetales

Si la madera está en el número uno, las fibras vegetales están en el número dos de la decoración colonial con aires tropicales. No nos podemos olvidar de ellas, y menos en un momento como el actual, en el que se han convertido en un imprescindible de la decoración. Se dejan ver en cojines, en pufs, en alfombras… ¡Incluso en lámparas y jarrones! Las posibilidades son casi infinitas y te beneficias de sus cualidades, que por cierto no son pocas: ligeras, transpirables y frescas como mínimo.

Naturaleza pura

Quien busca arrimarse a este estilo decorativo sabe que no puede quedarse atrás a la hora de darle el protagonismo que se merecen las plantas. Éstas, si son exuberantes, mejor que mejor, ya que reflejan mucho mejor lo que se vivía en la época colonial. Eso sí, no solo debes limitarte a las plantas de verdad, a las que hay que cuidar con mucho esmero, sino que también hay que pensar en los estampados que pueden adueñarse de textiles como la ropa de cama.

Artesanía viva

La decoración artesana no es tan común, no se ve con tanta facilidad. Tal vez sea porque no encaja tanto con el estilo minimalista, o puede que la culpa la tenga el precio que suelen tener los productos que han sido elaborados de forma artesanal, que como es lógico tienen un coste de producción más elevado que el que se imputa a esos productos que se fabrican con máquinas a gran escala.

Sea como sea, si quieres que tu casa luzca un look colonial tropical, tendrás que valerte de piezas artesanales con las que acercarse a esos países exóticos que queremos abrazar a través de la decoración. Países exóticos como Tailandia son bienvenidos, y tampoco podemos olvidarnos de la magia de los budas o la suerte que traen los elefantes. En definitiva, consiste en sentirse cómodo con la decoración que vamos a incluir en todas y cada una de las estancias de nuestro hogar, así que en ese sentido no debemos limitarnos. Cualquier estilo decorativo, por cerrado que parezca, siempre admite incluir excepciones que sirven para confirmar la regla, y el colonial tropical no se queda atrás en ese sentido.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.