Cómo pintar la habitación del bebé

 

Habitacion infantil con cuna convertible en cama¿Estás preparando ya la habitación de tu futuro bebé? Pues más allá de escoger el mobiliario infantil adecuado, deberás tener mucho cuidado a la hora de elegir los colores de las paredes, ya que estos influyen, y mucho, en el estado de ánimo de las personas. Además, es importante que tengas en cuenta que no todas las pinturas valen a la hora de decorar este espacio tan importante de tu hogar. Para echarte una mano con esta tarea, hoy vamos a contarte cómo pintar la habitación del bebé. ¡No te lo pierdas!

Apuesta por los colores claros

En primer lugar, queremos recomendarte que, en cuanto sepas el sexo del bebé, te pongas manos a la obra con la decoración de su habitación. De esta manera, podrás disfrutar de los últimos meses de embarazo sin preocuparte de nada. Una vez dicho esto, debes tener en cuenta que a la hora de decorar la habitación de un recién nacido es importante conseguir un espacio tranquilo en el que el pequeño de la familia pueda descansar de forma plácida. Por eso, lo mejor es decantarse por colores claros, ya que son los más adecuados para lograr espacios relajantes. En este sentido, son muy adecuados tonos como el blanco, el beige o los tonos piedra, aunque también se puede optar por otros colores, aunque en su versión pastel. Lo que debes tener muy claros es que los tonos fuertes y vibrantes invitan a la actividad y pueden generar estrés.

dormitorio-infantil-foto-2

Cuidado con el blanco

Aunque el color blanco es uno de los más recomendables para decorar este tipo de espacios, hay que tener en cuenta que también puede resultar un poco frío. Por eso, deberás añadir pinceladas en otros colores, ya sea a través de los muebles, los textiles, los juguetes o los objetos decorativos. También puedes añadir vinilos decorativos, que le darán al espacio un toque alegre y colorido. Además, podrás retirarlos cuando quieras sin dejar desperfectos en las paredes. Otra buena alternativa es decorar la mitad superior o inferior de blanco y la restante de otra tonalidad. Puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar en la habitación para bebé que te mostramos en la siguiente imagen.

dormitorio-infantil-foto-7

Escoger primero los muebles

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que antes de escoger un color para las paredes es mejor elegir los muebles y el resto de elementos que formarán parte de la habitación del bebé. De esta manera, te será más fácil dar con la pintura que más combine. Así, si te vas a decantar por mobiliario de color blanco, lo ideal es escoger otro color para las paredes, aunque deberá ser preferiblemente claro. Un beige o un rosa pastel pueden ser perfectos en este caso. En cambio, si el mobiliario va a ser de otras tonalidades, el blanco puede convertirse en la mejor opción. Puedes ver un ejemplo de lo que te estamos contando en la habitación infantil que te mostramos en la siguiente imagen.Dormitorio-juvenil-caledonian-rosa-002-127-MOB-INF-37

 

Pinturas adecuadas para el bebé

Por último, es importante que tengas en cuenta que no todas las pinturas son adecuadas para pintar la habitación del bebé. Así, debes escoger aquellas que estén homologadas, que no incluyan metales pesados, que estén realizadas como materias no toxicas y que desprendan poco olor. En este sentido, son perfectas las pinturas ecológicas y naturales. Por otro lado, es importante que pintes la habitación mucho antes de que el bebé llegue al mundo o, por el contrario, procurar que haya una buena ventilación y esperar unos días para que el pequeño no tenga problemas de salud.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.