Consejos de decoración de oficinas


Decorar una oficina no es lo mismo que decorar la habitación de un hogar. Estamos hablando de un espacio de trabajo en el que no solo hay que decantarse por una decoración agradable a la vista, sino que hay que pensar en la funcionalidad de todas y cada una de las piezas para maximizar la productividad.

En este artículo voy a darte una serie de consejos que van encaminados a crear la oficina perfecta. Todo dependerá del presupuesto disponible, claro está, pero es bueno que tengas claro lo que quieres partiendo desde una serie de puntos que son fundamentales.

Mobiliario

Seguramente es lo más importante. Una oficina debe llenarse de muebles que ayudarán a que los trabajadores puedan desarrollar sus funciones sin problemas. ¿A qué muebles me refiero? A mesas, sillas, estanterías, cajoneras, escritorios… Es una inversión que no hay que tomarse a la ligera. Merece la pena comprar muebles de calidad para que los empleados se sientan a gusto y rindan más.

El escritorio extensible que puedes ver a continuación es fantástico, sobre todo porque te permite ahorrar espacio.

Iluminación

Creo que a estas alturas todos tenemos claro que la iluminación no es un tema en el que se deban escatimar esfuerzos. Si tienes ventanas que dan a la calle, haz todo lo posible por subir las persianas hasta arriba para que entre luz natural durante el máximo tiempo posible. Si no es así, asegúrate de que la oficina cuenta con una iluminación artificial adecuada, para lo que te recomendamos recurrir a fluorescentes y lámparas de escritorio. Piensa que una persona que se pasa ocho horas frente a la pantalla de un ordenador necesita luz para no tener problemas visuales. Dichos problemas, a su vez, pueden desencadenar en dolores de cabeza, así que no es una cuestión sin importancia.

Organización

Para que no reine el caos en la oficina y esté todo siempre a mano, es bueno organizarse con archivadores y otro tipo de accesorios que se utilizan para guardar documentos y otros objetos. Tener el escritorio limpio y ordenado ayuda a concentrarse y a rendir más. Por eso, si sobre la mesa hay papeles innecesarios, haz todo lo posible por deshacerte de ellos, ya sea tirándolos a la basura o archivándolos.

Confort

En la oficina deberías sentirte como en casa. De hecho, es muy probable que pases más horas allí que en tu propia casa. Por eso es recomendable apostar por mobiliario de calidad, tal y como he comentado anteriormente. Una parte fundamental se la llevan las sillas, puesto que pasamos ocho horas con la columna vertebral apoyadas en ellas. Es importante que cuenten con apoyabrazos, que sean acolchadas y que recojan la espalda. Además, el personal debe utilizarlas de forma correcta, con los brazos y las piernas dibujando un ángulo de 90 grados con el fin de evitar dolores de espalda y de cervicales.

La silla de oficina que puedes ver a continuación cumple con los requisitos de confort.

Privacidad

Para trabajar en condiciones, es bueno tomarse en serio el tema de la privacidad. Nada de ruidos y nada de abrir las ventanas de par en par. No solo por el ruido, sino también por el hecho de que los trabajadores pueden distraerse. Hay que crear un clima laboral favorable para que no cueste concentrarse en las tareas que hay que llevar a cabo día a día.

Creatividad

Que la oficina sea funcional no quiere decir que no se pueda decorar con gracia. Es cierto que no se le dedica tanto tiempo como a decorar una casa, pero no menos cierto es que cada vez se presta más atención a la decoración de los espacios de trabajo. Y la verdad es que no me extraña, ya que forma parte de la imagen de una empresa, algo especialmente importante si vienen clientes a la oficina.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*