Consejos para comprar un cabecero tapizado


¿Te vas a comprar un cabecero tapizado? Antes que nada debemos decirte que es una gran elección, puesto que son de los cabeceros que más alegrías suelen darnos a la hora de presidir el dormitorio. Los hay fabricados con todo tipo de materiales y diseños, así que no es difícil encontrar uno que se adapte a tu habitación. Eso sí, ten en cuenta los consejos que compartimos a continuación, ya que te ayudarán a tomar la mejor decisión posible.

El cabecero no puede faltar

Si eres seguidor del Feng Shui lo sabrás mejor que nadie. El dormitorio es la zona del hogar en la que recuperamos la energía perdida durante el día, así que tener un cabecero en condiciones es indispensable. Eso implica fijarse en los materiales del mismo y en su colocación, algo que dependerá de su tamaño y de la orientación.

Múltiples opciones

No te costará encontrar un cabecero tapizado que te convenza. Los hay de muchos materiales que se adaptan a todos los estilos: minimalistas, rústicos, nórdicos, vintage… De hecho, si te atreves, hasta puedes crear tu propio cabecero a partir de una tabla de madera compuesta por distintas lamas.

El cabecero que puedes ver a continuación es sencillamente precioso.

Integrado o aparte

El cabecero tapizado puede estar integrado en el resto de la estructura de la cama, pero también puede ir como una pieza aparte que hay que fijar a la pared. Sea cual sea tu elección, para tu comodidad asegúrate de que los marcos y la parte central están acolchados. Parece algo bastante obvio, pero no siempre se cumple.

¿Cómo está decorado tu dormitorio?

Te puede gustar mucho un cabecero del que te hayas enamorado, pero es probable que en tu dormitorio no encaje. En esos casos hay que desestimar su compra y centrarse en los que sí encajan. Apuesta por los colores que están de moda siempre y cuando vayan en consonancia con el resto de la decoración. Los tonos beige y arenosos son los más populares, ya que transmiten esa calma que tanto buscamos a la hora de descansar. Sin embargo, el blanco siempre es una buena apuesta, mientras que la madera puede quedar muy bien si es de la misma tonalidad que el resto de muebles de la habitación.

Si buscas un cabecero para una habitación infantil que esté de moda, te recomendamos hacerte con el que puedes ver bajo estas líneas.

El tamaño

Este es un punto más importante de lo que parece. Un cabecero cumple con una función decorativa que nadie puede negar, pero también tiene una función más práctica que no podemos olvidar a la hora de tomar una decisión. Si vas a utilizar el cabecero para ver la televisión o leer, es muy probable que te interese adquirir uno que tenga una superficie generosa y acolchada, ya que de esa forma podrás sacarle el máximo partido.

La calidad del tapizado

Que el cabecero sea bonito está muy bien, pero hay que ir un poco más allá para valorar otras cuestiones que también tienen su importancia. Una de las más prioritarias tiene que ver con la calidad del tapizado, puesto que puede determinar los años de vida del producto. Un cabecero acolchado es muy tentador, pero hay que ser consciente de que requiere una serie de cuidados para mantenerlo como el primer día. Además, uno de mala calidad no aguantará por mucho que lo cuidemos, especialmente si lo utilizamos para apoyarnos sobre él, ya que se irá desgastando. Para un buen mantenimiento se recomienda ventilarlo y que no entre en contacto con objetos punzantes que puedan generar desperfectos en el tapizado.

Un comentario

  1. Me encanta muebles boom,,.me han atendido a la perfección, lo solicité con montaje y lo han realizado todo incluso antes del tiempo que teníamos contratado. Con lo que me gustó muchísimo comprar en muebles boom

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*