Consejos para decorar en gris

Difícil elegir un color para decorar todas y cada una de las estancias, ¿verdad? Lo más habitual es recurrir al blanco, que combina con todo y ofrece luminosidad, pero también es verdad que de vez en cuando uno quiere salir de la monotonía para probar algo nuevo.

El gris, aunque sea un color sobrio que no está demasiado alejado del blanco, puede ofrecernos muchas posibilidades en ese sentido. Su gama de tonalidades es muy amplia y podemos jugar con ellas en función de las estancias para lograr el resultado deseado. De hecho, en este artículo vamos a hablar de todo lo que puedes hacer para que el gris se convierta en el color estrella. ¿Tomas nota?

Salones en gris

Evidentemente, el gris es un color muy válido para el salón. Si te decantas por un tono más bien claro, ganarás en luminosidad sin perder esa dosis de elegancia que siempre asociamos al gris, si bien es cierto que cuanto más oscuro sea el tono más elegante parecerá el salón.

Gris en el dormitorio

En el dormitorio también tiene cabida el gris, y con más razón si cabe por lo que acabo de comentar de la elegancia. Un gris suave, combinado con el blanco, es ideal para dejar claro que es una estancia en la que buscamos tranquilidad, relax y descanso. Eso sí, no olvides que siempre estás a tiempo de añadir pinceladas de color para darle vida. Pinceladas que no siempre tienes que asociar a complementos decorativos, ya que un simple ramo de flores puede romper con la monotonía.

Gris en los muebles

Cuando hablamos del gris como color protagonista, no solo nos referimos a él como una opción para pintar las paredes, que también. Queremos destacar su polivalencia, su capacidad para aparecer en todo tipo de piezas decorativas. Sin ir más lejos, plasmado en los muebles queda genial, sin importar de si estamos hablando de una pieza de mobiliario grande como un sofá o más bien pequeña como una silla o una mesita de noche.

Colores que se llevan bien con el gris

El gris no solo se mezcla a las mil maravillas con el blanco, que por cierto es algo bastante sencillo por lo amigable que. También crea fantásticas combinaciones cuando se asocia con el rojo, con el rosa o con el turquesa. Son precisamente estas combinaciones las que hay que abrazar cuando se aproximan los meses más calurosos del año. La primavera nos pide cambios, y el verano quiere que seamos atrevidos. ¿Por qué no dar el paso manteniendo el gris?

Un gris en la oficina

Sí, en tu oficina o despacho también puedes decir que el gris es un color perfecto. Fomenta la concentración y te permite crear espacios equilibrados, algo muy importante para no distraerse. Eso sí, dependiendo de si buscas relajación o estimulación, tendrás que combinar el gris con unos colores u otros. El verde y el azul son apropiados para relajarse, mientras que el amarillo, el rojo y el naranja son tonos llamativos que pueden fomentar la creatividad, algo indispensable en algunos trabajos.

Suelo gris

¿El suelo gris? Pues sí, no siempre hay que pensar en los suelos de madera, ya que hoy en día existen alternativas muy interesantes. El microcemento es un material que se ha puesto de moda y que seguirá estando en la cresta de la ola durante muchos años. Hay que pensar en él para cubrir todo tipo de superficies, no solo el suelo. De hecho, es habitual encontrarlo en paredes de casas de estilo minimalista a las que no les importa arriesgar con materiales que no son convencionales.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.