Consejos para decorar tu primer piso

La decoración de tu primer piso no es una decoración sencilla, puesto que al ser novato es más probable que cometas errores. Eso sí, con toda la ilusión que lo preparas todo es difícil que las cosas salgan mal, así que lo único que hay que tener en cuenta es una serie de consejos que te ayudan a decorarlo de la mejor forma posible.

A continuación vamos a compartir algunos de los más efectivos, así que te recomendamos tomar nota si quieres que todo salga a pedir de boca en tu primera vez.

La distribución

Una de las primeras cosas que hay que hacer es pensar en la distribución para que sea lo más acertada posible. Casi siempre hay marcha atrás, aunque es verdad que ciertos muebles se compran pensando que las cosas van a ir de una manera y luego es muy complicarlo deshacerlo todo. Piensa en cómo va a ser vuestro día a día en el piso y distribuye los muebles y la decoración en función de ello. Esto es especialmente importante cuando escasean los metros cuadrados, ya que una mala distribución puede hacer que las habitaciones parezcan más pequeñas de lo que realmente son.

Rodéate de plantas

Si no sabes cómo obtener esa dosis de alegría que debería estar presente en todos los hogares, te recomiendo que te dejes llevar por las plantas y los ramos de flores. No hay forma más sencilla de llenar de vida cualquier rincón, y lo mejor de todo es que son válidas para cualquier estancia por su belleza y por la capacidad de transformar el dióxido de carbono en oxígeno, algo que sin duda alguna se agradece.

Combina colores que se llevan bien

La elección de los colores es una de las más delicadas. Si es tu primer piso, es probable que no seas consciente de lo importante que son las mezclas que harás. Antes de empezar a comprar cosas como pollo sin cabeza, piensa en los colores que vas a querer para el salón, el comedor, el dormitorio… Con las cosas claras podrás comprar de forma acertada. ¿Nuestra recomendación? Que el blanco y los tonos neutros tengan mucho protagonismo, pero no olvides lo importante que es añadir pinceladas de color para huir de una decoración aburrida.

Calidez a través de los textiles

Otro error que no deberías cometer es el de decorar una casa que da sensación de frialdad. Para evitarlo, puedes valerte de numerosos textiles, como por ejemplo los cojines, las mantas, los plaids, las alfombras… En el mercado existen diseños de todo tipo en cuanto a tejidos, colores y formas. Además, las fibras naturales están muy de moda y eso es algo que hará que no tengas problemas para encontrar lo que estás buscando.

Que se note que hay amor

Hay muchas formas de demostrar que un hogar es un hogar con mucho amor. Una de ellas, tal vez nuestra preferida, tiene que ver con la colocación de fotos de familiares y amigos para recordar buenos momentos. Hay muchas formas de exhibirlas más allá de los clásicos marcos, sobre todo ahora que se lleva eso de hacer fotografías con cámaras Instax.

Cuidado con las modas

Otro consejo que queremos darte es el que tiene que ver con el peligro de apostar por productos que hoy están de moda y mañana desaparecerán del mapa. No hay que abusar de algo que esté de moda ahora mismo, ya que si lo hacemos corremos el riesgo de vernos con la necesidad de cambiar toda la decoración con el consiguiente desembolso económico que ello conlleva. Piénsatelo bien y trata de buscar el equilibrio.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.