Consejos para elegir el sofá de un salón pequeño

¿Tienes ganas de renovar el sofá y no sabes qué modelo es el que más te conviene? ¡Normal! Hay diseños de todo tipo en cuanto a color, líneas, acabado, dimensiones… Es probable que el tema te agobie un poco, pero seguro que después de leer este artículo lo tendrás mucho más claro, sobre todo si tienes un salón pequeño y no quieres que el sofá se lleve demasiado protagonismo restando espacio a otros elementos decorativos que son necesarios.

A continuación podrás leer varios consejos que te vendrán muy bien. ¡Toma nota y acertarás!

Que sea cómodo

Por pequeño que sea tu salón, no puedes renunciar a algo tan fundamental como la comodidad. Es lo primero que tienes que analizar en un sofá, así que asegúrate de que es lo suficientemente cómodo como para que puedas pasar horas y horas viendo tu serie favorita. Pregunta por el material que lo compone y tócalo todas las veces que sea necesario para acabar con cualquier duda.

Que sea bonito

Que la comodidad sea lo primordial no quiere decir que no tengas que fijarte en si es bonito o no. Como todo en esta vida, solo te lo vas a quedar si te convence a nivel estético, así que dale todas las vueltas que tengas que darle al asunto para no arrepentirte cuando te hayas decidido.

Que encaje en el salón

Puede ser cómodo y bonito, pero si no encaja en tu salón… Piensa que hay sofás que han sido diseñados pensando en ambientes minimalistas, nórdicos, rústicos, vintage, industriales, etc. Teniendo en cuenta eso podrás descartar todos aquellos sofás que no cumplan con el requisito de adaptarse bien al resto de la decoración.

Que dé cabida a todos los miembros de la familia

Es evidente que las dimensiones vendrán marcadas por el hueco del salón en el que puedas colocar el sofá. Piensa bien en la distribución de la sala para no desperdiciar un hueco grande en el que cabría, ya que si no lo haces es posible que no os podáis sentar todos los miembros de la familia, lo cual es algo bastante problemático.

Mantenimiento y limpieza

Pregunta por el tipo de tela que compone el sofá porque eso te dirá mucho sobre el mantenimiento y la limpieza que requiere. Los hay que se limpian muy fácilmente y repelen casi todas las manchas, así que piensa en esa opción si hay niños en casa, ya que es probable que lo manchen de chocolate, pintura, etc.

¿De qué forma?

Tan importantes son las dimensiones como la forma del sofá, que puede ser redondeado, cuadrado, rectangular… Elige el tipo de sofá y el modelo que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tu familia, algo que dependerá del tiempo que paséis allí y del uso que vayáis a darle.

Altura del reposacabezas

Esto va a gustos. Hay gente que quiere que el reposacabezas tenga una altura considerable para apoyar algo más que el cuello. Por el contrario, los hay que prefieren que solo se pueda apoyar el cuello. Sea como sea, piensa que si tu salón es pequeño lo mejor será que el reposacabezas no sea muy alto, si bien es cierto que la comodidad es lo que más debería importarte a la hora de tomar la decisión.

Color

Si tu salón es pequeño tendrás que decantarte por colores como el blanco, el gris claro o el beige. Eso sí, recuerda que son colores que se manchan fácilmente, así que toma precauciones y asegúrate de que las fundas son lavables para que no tengas que verte con el sofá sucio a las dos semanas de comprártelo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.