Consejos para elegir las sillas del comedor

Silla tapizada

Decorar un comedor no es una tarea tan sencilla como parece. Hay que tener muchas cosas en cuenta y hay que tomar decisiones que no siempre se resuelven a la primera. Una de ellas es la de la elección de la sillas del comedor, que implica buscar y buscar hasta encontrar un modelo que se adapte a tus gustos y necesidades.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que encuentres esas sillas de comedor tan fantásticas que tienes en la cabeza. ¡Coge papel y lápiz!

La comodidad es fundamental

Todos queremos que las sillas que vamos a comprar nos entren por la vista, pero hay que reconocer que no es la cuestión más importante. Lo que realmente importa es que sean cómodas, ya que de lo contrario nos arrepentiremos de nuestra compra desde el primer día.

Hay que tener cuidado con lo que entendemos por comodidad, ya que no es lo mismo probar una silla en una tienda que pasarse más de dos horas sentado en ella durante una comida que puede alargarse mucho en la sobremesa.

Las sillas que puedes ver a continuación son muy cómodas gracias al tapizado que tienen en el asiento.

Silla con respaldo tapizado

El estilo decorativo

Cuidado con lo de comprar una silla que es bonita porque sí. Aparte de ser bonita tiene que pegar con la decoración de nuestro comedor, y eso no es tan sencillo. Piensa en el tipo de comedor que tienes (nórdico, industrial, vintage, rústico…) y toma una decisión en función de ello. Descarta todas las que no son del estilo que necesitas y céntrate en valorar las que sí podrían encajar.

¿Sillas a juego con la mesa?

Una opción es comprar sillas que van a juego con la mesa, que es lo que menos quebraderos de cabeza da. Te beneficias de ofertas muy atractivas y te despreocupas. Sin embargo, otra opción muy popular es la de crear contraste con las sillas. ¿Qué significa eso? Significa que poco tienen que ver con la mesa, aunque siempre dentro del mismo estilo decorativo. No vayas a mezclar sillas de estilo rústico con una mesa lacada súper moderna, ya que el resultado será para salir corriendo.

A veces basta con elegir diseños muy parecidos terminados en colores o materiales distintos. ¿Un ejemplo? La mesa de cristal y las sillas de polipiel. Es una combinación que se está vendiendo mucho porque queda genial.

Las sillas que se muestran en la siguiente imagen pueden ir a juego con una mesa de madera, por lo que son fantástica para un estilo de decoración rústico.

Silla tapizada

Atento a las dimensiones

Otra cuestión que debes plantearte es la de las dimensiones. Tus comensales agradecerán que haya un espacio de entre 50 y 60 centímetros para que puedan estar a gusto. Si quieres sillas que no ocupen mucho, olvídate de las que tienen brazos, que por otra parte son las más cómodas. La altura de las sillas puede ser la que tú quieras, aunque te recomendamos que no sean excesivamente altas si tu piso es pequeño, ya que dará la sensación de que el comedor es más pequeño de lo que realmente es.

La elección del material

Es otra de las elecciones clave que tendrás que decidir antes de ponerte a mirar, ya que de lo contrario perderás mucho tiempo. Metal, madera, tapizado en piel, ecopiel, tejido… El presupuesto es muy importante en este sentido, ya que no todos los materiales cuestan lo mismo. Nosotros te recomendamos que las sillas sean ligeras (las metálicas no lo son en absoluto) y que la tapicería se pueda lavar con facilidad, especialmente si hay niños en casa. Las de piel sintética cumplen con ese cometido.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*