Consejos para que tu casa sea un refugio de paz

El estrés del día a día, acumulado tanto en el trabajo como en casa por todas las tareas que hay que llevar a cabo antes de irse a dormir, hacen que uno esté deseando encontrar esos momentos de relax que nos sirven para desconectar de todo.

Afortunadamente, nuestro hogar puede convertirse en ese lugar de desconexión, en un refugio de paz que nos ayuda a reponer fuerzas para afrontar el día siguiente. Eso sí, hay que hacer todo lo posible para crear esa atmósfera zen, y para ello no hay nada como seguir consejos como los que compartimos en este artículo. ¿Estás preparad@ para leerlos? ¡Vamos allá!

Un sofá cómodo

De lo primero que hay que asegurarse es de que el sofá sea muy cómodo. Eso nos va a permitir buenos momentos al lado de esas personas que nos visitan de vez en cuando, ya que el salón es una de esas estancias que utilizamos para socializar. Y no solo eso, sino que también hay que pensar en las siestas que de vez en cuando nos podemos regalar, y también en el plan de “sofá, peli y manta” al que tanto recurrimos para disfrutar de una película o de nuestra serie favorita en la mejor de las posturas.

Velas

Otro imprescindible tiene que ver con las velas, que son un complemento perfecto para alcanzar ese nivel de relax del que estamos hablando en este artículo. Además de ser decorativas, las podemos utilizar para crear atmósferas relajantes como la que normalmente buscamos para el baño cuando preparamos una de esas bañeras que por desgracia no podemos disfrutar todos los días. Apagas la luz, enciendes las velas y a poner la mente en blanco. Además, las velas aromáticas aportan un plus a ese descanso, ya que las hay que son capaces de influir positivamente en nuestro cuerpo para liberar estrés.

Un rincón de lectura

Deja el teléfono móvil y dedica tiempo a esas actividad que tanto te gustan, como por ejemplo la lectura. Es un hábito que no debería perderse por mucho que las nuevas tecnologías nos tengan enganchados, así que crea tu propio rincón de lectura para no tener la excusa de no leer por falta de espacios y momentos apropiados. Solo tienes que comprarte una butaca cómoda, una mesa auxiliar y una lámpara que ilumine las páginas para no tener que forzar la vista. Eso sí, si creas el rincón de lectura en un lugar donde la luz natural incida con fuerza durante buena parte del día, ahorrarás luz y leerás más a gusto.

El poder de los cojines

De los cojines no solo hay que valerse pensando en su función estética. Es uno de los complementos más valorados y que solemos cambiar con más frecuencia, pero no siempre prestamos atención a ese componente funcional que tienen. Gracias a ellos podemos sentirnos más cómodos cuando nos sentamos en el sofá, así que no solo tenemos que fijarnos en el diseño, sino que también hay que asegurarse de que el relleno es cómodo.

Espacios ordenados y despejados

Para que tu casa sea un refugio de paz no solo debes pensar en la decoración. No todo es comprar cosas bonitas para sentirse bien, que también. Hay algo fundamental llamado orden, y es por ahí por donde debes empezar si quieres que tu casa te dé buenas noticias nada más entrar por la puerta. Huye del desorden a base de buenos hábitos y haz todo lo posible por recurrir a una decoración en la que prime la sencillez, los ambientes de corte minimalista en los que no se abusa de muebles y complementos decorativos que en ocasiones no son necesarios.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.