Decoración con sillas desparejadas

En el mundo de la decoración también se producen cambios. Aunque hay tendencias que se mantienen con el paso de los años, también las hay que afloran de la nada para sorprendernos, como es el caso de la que tratamos en este artículo.

Queremos hablar de la decoración con sillas desparejadas, que como su propio nombre indica consiste en mezclar sillas de distintos colores, formas o tamaños para darle un toque de personalidad al comedor, que es la estancia del hogar que suele acoger más sillas juntas.

De moda en bares, restaurantes y hogares

En muchos bares y restaurantes se ha puesto de moda lo de combinar unas sillas con otras. Hay quienes dirán que lo hacen para ahorrar dinero, para no tener que recurrir siempre a los mismos modelos cuando una silla se estropea. Sin embargo, es evidente que en la gran mayoría de los casos sucede a conciencia.

Esta misma tendencia está llegando a los hogares con fuerza. Es verdad que las personas más tradicionales se resisten, pero los más jóvenes ven con buenos ojos es de crear un comedor repleto de personalidad gracias a sillas de padres distintos.

Libertad total

El atrevimiento que se necesita queda justificado al ver el resultado. Además, hay que decir que es una buena forma de ahorrar costes, ya que podemos reciclar cualquier silla e incorporarla a la decoración. El único requisito es que sea cómoda. Por lo demás, ni siquiera es necesario que esté en la misma línea del resto de sillas, aunque hay quienes prefieren apostar por un solo color, por un solo tamaño o por un solo estilo. Es cuestión de gustos.

Si no te atreves a mezclar, siempre estás a tiempo de apostar por sillas de comedor tan bonitas como las que puedes ver en la imagen que se muestra bajo estas líneas.

Hay que decir que también existe una gran diversidad en cuanto a materiales de las sillas. De madera, de hierro, de plástico, de metal… Puedes combinarlos como quieras sin miedo a equivocarte. Eso sí, antes de ponerte manos a la obra piensa en cómo quedará tu comedor, ya que una mezcla demasiado radical puede hacer daño a la vista. Está bien innovar, pero siempre dentro de los límites del buen gusto.

Oda al eclecticismo

A la hora de decorar con sillas desparejadas deja volar tu imaginación y no te pongas límites. Sobre todo si eres de los que disfrutan con lo ecléctico, con lo de combinar elementos de diversos estilos. Seguro que sorprenderás a tus invitados y se sentirán muy a gusto. Eso sí, asegúrate de que no se pelean a la hora de elegir silla, ya que normalmente unas son más cómodas que otras por tener más respaldo, más acolchado o más firmeza.

Una propuesta poco arriesgada para decorar con sillas desparejadas consiste en combinar el blanco con el negro. Son dos colores que juntos nunca fallan, por lo menos en decoración. Te vendrá muy bien en comedores de estilo nórdico o minimalista.

En otros estilos, como por ejemplo el industrial o el vintage, acertar es mucho más sencillo por razones obvias. Son bastante abiertos y eso te permite mezclar colores y materiales sin pensar que estás cometiendo un grave error. No se puede decir lo mismo del estilo rústico, que te condiciona mucho más por el simple hecho de estar bastante ceñido al uso de madera. Además, es un estilo que no suele admitir la variedad de colores, especialmente si son intensos. Por eso hay que andar con pies de plomo a la hora de poner en práctica la tendencia de las sillas desparejadas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*