Decorar habitaciones infantiles y juveniles en morado o violeta


Decorar habitaciones infantiles y juveniles no resulta nada fácil, ya que tenemos que conseguir espacios que se adapten a las necesidades de niños y adolescentes, es decir, debemos lograr dormitorios que sean adecuados tanto para dormir como para estudiar y disfrutar del tiempo libre. Eso sí, tiene una gran ventaja: podemos dejarnos volar la imaginación. Y es que en este tipo de estancias podemos emplear colores y elementos decorativos que no nos atreveríamos a utilizar en otras zonas del hogar.

Una de las mejores cosas de decorar las habitaciones de los más pequeños y jóvenes de la casa es que podemos utilizar colores alegres y llamativos. Hoy, por ejemplo, queremos hablarte del uso de los tonos morados y violetas en este tipo de estancias. ¿Te gustaría acompañarnos?

Un color relacionado con el pensamiento

Los tonos violetas y morados no son ni cálidos ni fríos, ya que son el resultado de la mezcla del rojo (un color cálido) y el azul (un color frío), por lo que tienen propiedades de ambas partes. Según los expertos en piscología del color, el morado en todas sus versiones está relacionado con la espiritualidad y el misticismo. De hecho, se dice que se trata del color del pensamiento, la meditación, la reflexión, la creatividad y la serenidad. Por eso, nos parece muy acertado para habitaciones infantiles y juveniles.

Teniendo en cuenta que muchos psicólogos y psiquiatras utilizan el morado para calmar a pacientes con problemas mentales o de nerviosismo, ya que transmite paz, puede ser ideal apostar por este color para jóvenes que estén una etapa escolar complicada como, por ejemplo, el Bachillerato. En una habitación juvenil como la de la siguiente imagen, en la que el morado es protagonista, los jóvenes lo tendrán más fácil para concentrarse. Además, gracias a su efecto relajante, es perfecto para que pequeños y jóvenes puedan conciliar el sueño.

Connotaciones negativas

Es importante que tengas en cuenta que el violeta y el morado también tienen connotaciones negativas. De hecho, muchas veces se relaciona a estos colores con la melancolía y la tristeza. Por eso, no es muy recomendable para jóvenes con tendencias depresivas. Es más, para evitar posibles problemas psicológicos futuros, te recomendaríamos que no abusaras demasiado de este color. Así, lo mejor es combinarlo con otras tonalidades.

Colores que combinan con el morado

Los violetas y morados suelen encontrarse entre los colores favoritos de niñas y chicas adolescentes. Sin embargo, también puede ser adecuado para habitaciones de niños y chicos. En cualquier caso, debes saber que lo ideal es combinar estos tonos con otros colores. Por ejemplo, es una estupenda idea apostar por un dormitorio en blanco y morado como el que puedes ver en la siguiente imagen, ya que el blanco aporta luminosidad y frescura. Por supuesto, los tonos rosados también pueden encajar perfectamente. Y aunque no lo creas, combinar el morado con verdes y turquesas también puede dar espectaculares resultados.

Cómo emplear el morado en habitaciones infantiles y juveniles

Por supuesto, podrás emplear violetas y morados de diferentes formas. Una opción interesante es pintar las paredes de este color. Eso sí, si se trata de un tono oscuro, lo mejor es que solo lo emplees en una de las paredes, ya que de lo contrario, la estancia podría parecer más pequeña y menos luminosa. Por supuesto, también podrás introducir en la estancia muebles en estos colores. Los más comunes son los que mezclan el blanco o los tonos madera con los violetas y morados. Además, nos gusta la idea de introducir estas tonalidades mediante los textiles y los objetos decorativos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*