Dónde colocar alfombras en el salón


¿Preparado para la llegada del otoño? Pues deberías, ya que esta estación da comienzo esta misma noche. Para ser más exactos, empieza a las 22 horas y 2 minutos, según el Observatorio Astronómico Nacional. Por eso, no es mala idea aprovechar este fin de semana para renovar la decoración del hogar. Por ejemplo, es el momento perfecto para sacar de su escondite las alfombras, complementos decorativos imprescindibles durante esta época del año.

Ideales para cualquier estancia del hogar, las alfombras proporcionan calidez visual al ambiente. También hay que tener en cuenta que protegen el suelo, amortiguan los sonidos y ocultan irregularidades del suelo… Además, queremos destacar la placentera sensación al apoyar los pies descalzos en ellas, sobre todo si se trata de diseños de tejidos cálidos como la lana. Si hay un lugar de la casa en el que las alfombras no deberían faltar es en el salón. Hoy te contamos dónde puedes colocarlas. ¿Nos acompañas?

Bajo el sofá

Las alfombras pueden quedar bien en diferentes zonas del salón. Por ejemplo, es una excelente idea colocarla debajo del sofá, de manera que enmarquen el espacio. Eso sí, lo ideal es que se trate de una alfombra de grandes dimensiones y que también deje superficie libre para colocar encima la mesa de centro.

Si te decantas por esta opción, tienes varias alternativas. Por ejemplo, puedes optar por colocar el sofá y, si fuera el caso, el resto de asientos (sillones, butacas, pufs…), además de la mesa de centro, sobre la alfombra, de manera que sobre superficie de alfombra por todos los lados. Lógicamente, se requiere de un gran salón y de una gran alfombra. Por otro lado, debes saber que algunos expertos no recomiendan esta opción, ya que evita que parte del diseño se vea. Además, la limpieza es mucho más complicada. Otra opción para alfombras grandes es colocar sobre ellas la mesa de centro y las patas delanteras del sofá. En este caso, podrás decantarte tanto por alfombras igual de anchas que el sofá como algo más grandes. Eso sí, no se recomienda que sean más pequeñas.

Bajo la mesa de centro

Si tu salón no dispone de muchos metros cuadrados, puede que la mejor opción para ti sea colocar una alfombra de pequeñas dimensiones. Y el mejor lugar para colocarla es bajo la mesa de centro. Por supuesto, la alfombra debe ser más grande que la mesa, aunque es preferible que sea un poco más corta que el sofá. Puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar en la siguiente imagen, en la que puedes ver una mesa de centro elevable.


Eso sí, si se trata de una mesa de centro muy pequeña, procura que no sobre mucha superficie de alfombra, ya que el resultado podría ser poco favorecedor.

Bajo la mesa de comedor

Si, como la gran mayoría de los españoles, tú también tienes el salón unido al comedor, entonces también es buena idea que coloques la alfombra bajo la mesa de comedor. De esta manera, este complemento decorativo te servirá para delimitar la zona de comer y separarla visualmente del área de estar.


En este caso, lo ideal es que la alfombra sea lo suficientemente grande para que las sillas permanezcan dentro de la su superficie al desplazarlas hacia atrás. En realidad, si el espacio te lo permite, lo ideal es que la alfombra tenga un metro más de largo y de ancho que la mesa, como puedes ver en el comedor situado sobre estas líneas. Para terminar, queremos comentar que escojas alfombras lavables, ya que estarán muy expuestas al situarse en una zona muy frecuentada.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*