Falsos mitos sobre los colchones


¿Qué sabes de los colchones? ¡Seguro que has escuchado muchas cosas! No cabe duda de que su compra es una de las más importantes que vas a tener que repetir a lo largo de tu vida, ya que son los que garantizan que tus horas de descanso sean efectivas. Debes saber que hay que cambiarlos cada 10 años y que no hay un colchón perfecto para todo el mundo, sino que cada persona necesita un tipo de colchón en función de sus características y de la postura que suele adoptar a la hora de dormir.

El caso es que se ha hablado tanto de los colchones que se han establecido una serie de falsos mitos que conviene aclarar. No todo lo que se dice sobre ellos es cierto y es por ello que hemos preparado este artículo con el que esperamos sacarte de dudas.

Los colchones con más muelles son mejores

¿Seguro que eso es cierto? ¡Para nada! Flaco favor te hará el comercial que te diga que un colchón es mejor que otro por tener más muelles. Los muelles pueden estar hechos de materiales muy distintos, más débiles o más resistentes. Además, hay distintos tipos de muelles, como los ensacados o los convencionales. Sin embargo, hay que ir un poco más allá y valorar otros aspectos como los materiales que los recubren y las espumaciones que se han empleado durante el proceso de fabricación. Es lo que más debería preocuparte sobre la calidad del colchón.

El colchón que puedes ver a continuación es de muelles Bonell y mide 90×180 centímetros.

Las capas de espuma son determinantes

Aunque es cierto que en la mayoría de colchones de muelles de los que de venden hoy en día encontramos capas de espuma, en ocasiones son tan finas que apenas se aprecian. Debes valorar tanto la cantidad utilizada como la densidad que han colocado en la superficie para emitir un veredicto sobre la comodidad del colchón. Por eso siempre recomendamos probarlo antes de comprarlo.

Un apoyo lumbar adicional favorece a las personas que duermen bocarriba

Hay fabricantes que justifican un precio superior en sus colchones por el simple hecho de colocar un apoyo lumbar extra. Puede parecer que es toda una ventaja que repercute en la espalda de quienes duerman bocarriba, pero lo cierto es que no se ha podido contrastar que sea tan beneficioso como se dice.

El que puedes ver bajo estas líneas es un colchón con amortiguadores de alta resistencia que cuenta con un multiacolchado en tejido Chenilla de alta calidad.

El gel garantiza que el colchón mantenga el frío

Por si no lo sabías, hay colchones que disponen de una capa de espuma con gel que lo que hace es mantener el colchón lo más frío posible cuando éste entra en contacto con tu cuerpo. Lo más gracioso de todo es que dicha capa suele estar enterrada entre otras capas de espuma, por lo que no se puede afirmar que cumpla con la función que se le atribuye. En los colchones viscoelásticos que no cuestan mucho dinero es bastante habitual que suceda.

Los colchones duros son mejores

Aunque antiguamente se creía que un colchón duro era mejor porque la dureza es sinónimo de calidad, la realidad es bien distinta. Eso sí, tampoco hay que creer que cuanto más blando es un colchón mejor, ya que a muchas personas no les va nada bien dormir en un colchón blando. Te recomiendo echar un vistazo al artículo que publicamos con consejos para comprar un colchón cómodo, donde verás que cada persona tiene unas necesidades distintas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*