Guía para limpiar vitrocerámicas y hornos

Las vitrocerámicas y los hornos son electrodomésticos muy utilizados en todas las casas por casi todos los miembros de la casa. Debido a la frecuencia de su uso y al tratarse directamente relacionados con la cocina, suelen ensuciarse con frecuencia y acumular restos de comida y bacterias. Por eso, en el blog de Muebles BOOM queremos contarte todo lo que necesitar saber sobre los electrodomésticos y en este caso, queremos compartir con vosotros esta guía para limpiar vitrocerámicas y hornos de forma sencilla, rápida y con productos que puedes encontrar en cualquier despensa.

Cómo limpiar bien una vitrocerámina

La limpieza de la vitrocerámicas es mucho más cómoda que la de los fogones tradicionales. Aún así alrededor de los fogones, tiende a acumularse suciedad en muchas ocasiones complicada de eliminar. Al tratarse de un tipo de cerámica vidriosa puede dañarse o rayarse con facilidad, por eso ahora te vamos a dar unos pequeños consejos para limpiar la vitrocerámica de forma sencilla, rápida y cuidadosa:

  •  Lo primero es tener el material adecuado. Utilizaremos esponjas suaves, paños y una rasqueta. Siempre que se pueda evitaremos el uso de estropajos y nanas de acero porque rayarían las placas de cerámica.
  • Cuando tengamos preparados todos los utensilios, comenzamos limpiando la superficie de la vitrocerámica con agua y con jabón. Utiliza siempre jabones específicos para vitrocerámicas, ya que sus componentes no dañan la superficie de las placas. Si ha quedado algún resto incrustado, utiliza con cuidado la rasqueta y cuando los hayas eliminado vuelve a pasar un trapo húmedo para eliminar los restos.
  • Si todavía quedan manchas en la placa, existe un truco casero muy conocido que es limpiar la vitrocerámica con limón. Consiste en exprimir limón sobre las manchas. Lo dejamos actuar unos segundos y lo frotamos con un paño. ¡Las manchas desaparecerán!

limon para limpiar vitroceramicas

  • También, si lo prefieres, puedes utilizar el vinagre. Es otro método casero y muy efectivo para limpiar vitrocerámicas. Disuelve vinagre en agua, viértelo sobre las machas dejándolo actuar unos segundos.  Además de eliminar las manchas, el vinagre proporcionará un brillo extra a la placa vitrocerámica.
  • Por último, tenemos una última alternativa, el hielo. Es uno de los trucos caseros más eficaces para limpiar manchas difíciles en este tipo de superficies. Coge hielo y aplícalo sobre la manca, déjalo unos minutos. A continuación pasa la rasqueta y verás lo rápido que saltan los restos de manchas.

Cómo limpiar bien el horno

El horno es uno de los electrodomésticos del hogar que más se ensucia y también es uno de los más complicados de limpiar. Existen infinidad de productos de limpieza disponibles en cualquier supermercado, pero si lo prefieres, también puedes conseguir muy buenos resultados utilizando productos naturales. A continuación te proponemos las mejores alternativas para limpiar tu horno:

  • La sal puede utilizarse para limpiar y desinfectar el horno de forma natural. Es tan sencillo como mezclar medio litro de agua tibia con 250 gramos de sal en un recipiente. Después, ayudándonos de un estropajo extendemos la mezcla por las paredes del horno. Después lo dejamos actuar unos 20 minutos y lo retiramos con un trapo húmedo.

  • El limón es un producto antibacteriano que nos ayudará a eliminar los microorganismos que se acumulan en el horno cuando éste está sucio. Tan sólo tienes que cortar dos limones y exprimirlos para extraer su jugo. Después viértelo en una cazuela para horno e introdúcelo. Pon el horno durante media hora a 250 ºC, pasado ese tiempo, retira la cazuela del horno y limpia con un trapo húmedo las paredes del horno. El resultado será espectacular y además nos dejará un agradable aroma.
  • Vinagre de manzana se ha convertido en un producto de limpieza muy utilizado. Mezclando una buena cantidad de este vinagre con bicarbonato en un bote con pulverizador. Después rocía la mezcla por las paredes del horno y mantenlo encendido durante 10 minutos a 120 ºC. Pasado ese tiempo, deja enfriar el horno y retira la suciedad con un trapo húmedo.
  • El bicarbonato de sodio es un producto natural que tiene múltiples usos en la cocina y a nivel medicinal. Por ello, también puede ayudarnos a dejar el horno impecable. Introduce bicarbonato con agua tibia en un bote con pulverizador. Rocía la mezcla por la paredes del horno y déjalo actuar durante toda la noche. Al día siguiente podrás retirar la grasa con un trapo con total facilidad.

Esperamos que os hayan gustado estos consejos para limpiar vitrocerámicas y hornos. A veces, disponemos en casa de productos naturales que son muy efectivos para la limpieza de hogar. ¡Tan sólo hay que descubrir cómo utilizarlos! Con ellos lograremos que nuestra casa se mantenga limpia y al mismo tiempo cuidaremos el medio ambiente.

Nos vemos en el siguiente post y no olvides compartirlo si te gustó ;).

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*