Ideas para decorar el dormitorio en invierno


A partir del próximo jueves 21 de diciembre dejaremos atrás el otoño para adentrarnos en el invierno. Por eso hemos querido publicar un artículo similar al que publicamos el año pasado con ideas para decorar el dormitorio en verano, solo que esta vez las ideas van encaminadas a la estación del año que pronto empezará.

Conviene tener en cuenta que la decoración de un dormitorio no debería ser igual en verano que en invierno, ya que son estaciones completamenet opuestas que demandan una serie de cambios que es bueno acometer. ¿Quieres conocer algunas recomendaciones en forma de idea? ¡No te pierdas nada de lo que te contamos a continuación!

¡Cojines al poder!

A diferencia de lo que ocurre durante los meses más cálidos del año, en invierno nos apetece estar rodeado de cojines y almohadas, que como bien sabes ayudan a conservar el calor creando un ambiente acogedor. Los colores cálidos y oscuros son ideales, como también lo son materiales como el terciopelo o las texturas rugosas.

La alfombra no puede faltar

Las alfombras son un complemento perfecto para decorar cualquier estancia durante todo el año. Sin embargo, es en invierno cuando suelen aflorar en más hogares, puesto que son capaces de calentar nuestros pies. Cuanto más mullidas y suaves sean mejor. En cuanto a colores, te recomendamos los oscuros, siendo los marrones los que más éxito suelen tener. También puedes apostar por un negro, aunque debes tener cuidado porque es un color que puede restar mucha luz en dormitorios pequeños.

En este dormitorio con un cabecero muy bonito se puede ver que la alfombra ocupa un lugar clave en la decoración de invierno.

Cortinas que dejan pasar los rayos de sol

Nos pasa a todos. Vamos por la calle en invierno buscando los rayos del sol para calentarnos. Eso es justo lo que se repite en casa, donde los rayos del sol son bienvenidos para calentarse de forma natural, sin tener que recurrir a la tan preciada calefacción. En cuanto al diseño, puedes combinar una cortina clara y vaporosa con una más opaca y de color oscuro. Eso sí, esta última apártala hacia los extremos cuando quieras sol, ya que de lo contrario te verás en un dormitorio frío y sin luz natural.

La ropa de cama es clave

Todo lo que hemos mencionado anteriormente es más o menos prescindible. Uno puede vivir con los cojines de siempre, sin alfombras y con las cortinas que ya tenía en verano. Lo que no es tan normal es continuar con la ropa de cama que se emplea en verano. ¿Quién es el valiente que lo hace? Con la bajada de las temperaturas, nos vemos obligados a comprar un edredón con el que pasar las frías noches de la mejor forma posible. La ropa de cama adquiere más importancia que nunca, y en ese sentido es bueno recomendar las tonalidades cálidas y oscuras, que son las que nos transmiten mayor sensación de confort.

Iluminación

A la hora de iluminar el dormitorio en invierno olvídate de las luces neutras o frías. Son las que tienen una temperatura de color que se traduce en una luz blanca tirando a azul. En esta estación lo que nos interesa es todo lo contrario. Querrás bombillas con una temperatura de color que te garantice una luz amarillenta con la que te sentirás cómodo. Piensa también en cuándo vas a encender más la luz, que será a partir de la tarde y por la noche, además de a primera hora de la mañana, antes del amanecer.

Por último, piensa en los colores y en los materiales. En el precioso dormitorio blanco y gris que puedes ver a continuación la madera es protagonista aportando calidez.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*