Ideas para decorar el salón gastando poco dinero


¿Te gusta gastar dinero? ¡Seguro que no! Por eso hoy queremos ofrecerte una serie de ideas que te vendrán muy bien para decorar tu salón gastando poco dinero. Verás que es posible renovarlo de vez en cuando sin que ello suponga una gran inversión.

Para empezar, debes tener muy claro cuánto dinero te quieres gastar y qué tipo de renovación pretendes llevar a cabo. Si no es una gran renovación, estamos convencidos de que lo que te contamos a continuación te va a ser de gran utilidad. ¡Toma nota!

¡Reciclaje al poder!

Llevamos tiempo diciendo lo del reciclaje y no nos cansaremos de repetirlo. No solo es bueno para el medio ambiente porque implica que se fabriquen menos productos, sino que también le vendrá muy bien a tu bolsillo porque no te verás en la obligación de ir a comprar esa pieza de decoración que quieres colocar en tu salón. Eso sí, tendrás que buscar y pensar de qué forma puedes sustituir lo que quieres con un objeto al que le vas a dar una segunda vida.

Apuesta por los muebles auxiliares

Los muebles auxiliares no solo son muy útiles en espacios pequeños por lo poco que suelen ocupar, sino que también pueden servirnos para ahorrar dinero. No es necesario comprar un sofá enorme que nos va a ocupar medio salón. Puede que con uno más pequeño y un mueble auxiliar puedas cubrir tus necesidades.

El que puedes ver a continuación es un mueble auxiliar muy útil. Se trata de una mesa telefonera fabricada con tablero de partículas de madera recubierta con chapa melaminizada de efecto natural y con cantos en PVC.

El DIY está de moda

Gracias al DIY puedes reciclar, pero también empezar desde cero. No es necesario que vayas a una tienda de decoración a comprar lo que tenías en mente, ya que tú mismo puedes crear con tus propias manos productos preciosos. Lo único que necesitas es ilusión y un poco de maña. Verás que en Internet hay multitud de tutoriales que te ayudarán a hacer realidad todo lo que te propongas. Es cuestión de ir paso a paso y tener paciencia para que las cosas salgan bien. Después, si el resultado es tan bueno como esperabas, seguro que te animas con otros DIY más complejos.

Una mano de pintura cuesta muy poco

La pintura nos permite soñar. Puedes pintar el salón cambiando el color o simplemente darle una nueva capa del que ya había para que se vea como nuevo. Si contratas a un profesional no te resultará tan barato, así que te recomendamos ir a por brochas, pintura y rodillos para hacerlo tú mismo. No es necesario que pintes el salón en un día. Puedes emplear un fin de semana dividiendo el trabajo entre el sábado y el domingo, por ejemplo. Además, piensa en los numerosos efectos que existen hoy en día. Una buena idea es pintar solo media pared. Lo mismo podemos decir del efecto degradado, que nos encanta. En ese caso tendrás que recurrir a un profesional o decantarte por papel pintado, ya que existen numerosos diseños que ofrecen ese acabado tan mágico.

Cambia la distribución del salón

Hay veces que ni siquiera es necesario salir de casa para comprar piezas de decoración nuevas. En ocasiones basta con cambiar de sitio las cosas para disfrutar de un salón que parece nuevo. Piensa siempre en una distribución óptima y no hagas cambios pensando única y exclusivamente en el resultado estético. Piensa que es importante que os sintáis cómodos, que se respeten las zonas de paso y que no se vea un salón muy recargado.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*