Ideas para decorar una habitación infantil compartida

¿Niños en casa? ¡Menuda alegría! Con ellos la vida es mejor por muchas noches que pasemos sin pegar ojo. Nos contagiamos de su vitalidad, de su ilusión, de sus ganas por cambiar el mundo. Por eso es normal que la mayoría de familias no se conformen con tener un hijo, aunque también es verdad que los tiempos que corren no invitan a tener una familia numerosa por cuestiones de tiempo y dinero.

Si tienes más de un hijo y comparten habitación infantil, presta atención porque te vamos a dar una serie de ideas que puedes poner en práctica desde hoy. ¡Empezamos!

Delimita los espacios

En toda habitación infantil hay que poner orden delimitando los tres espacios fundamentales: el de ocio, el de descanso y el de hacer los deberes. El de ocio puede ocupar la parte central, mientras que el de descanso y el de los deberes deberían estar en lugares opuestos para diferenciarlos claramente. Para el ocio, dependiendo de la edad que tengan, es buena idea colocar una especie de puzle de foam para que no se hagan daño si se caen. Para el descanso hay que pensar en las camas que son capaces de adaptarse al crecimiento del niño modificando su estructura fácilmente. Por último, el espacio destinado a los deberes debe estar bien iluminado y con las cosas ordenadas. De esta forma los pequeños estarán motivados y harán sus tareas con menos desgana de lo habitual.

Apuesta por las literas

El problema de espacio nos obliga a buscar soluciones inteligentes. En los pisos de hoy en día no sobran habitaciones, así que hay que ingeniárselas para que todo entre en una. La habitación infantil puede quedar realmente despejada si colocamos literas, ya que de esta forma estaremos aprovechando el espacio vertical, que como bien sabes es el que menos solemos utilizar. Siguiendo esa premisa de aprovechar dicho espacio, es buena idea decantarse por estanterías que sirven para almacenar todo tipo de objetos. Eso sí, fíjalas bien a la pared para evitar una desgracia.

Prepara cajas y cestas para mantener el orden

Todos sabemos que a los niños les encanta jugar, y no precisamente con un solo juguete. Se cansan relativamente rápido y están acostumbrados a tener muchos juguetes, así que la habitación infantil puede convertirse en un caos si no les pones las cosas fáciles. Diles que es muy importante mantener el orden en casa y ayúdales a recoger durante los primeros días para que vean que no es difícil. Prepara cajas y cestas para que sepan dónde colocar cada juguete o peluche que hayan utilizado para que no se quede tirado cogiendo polvo y dando una muy mala imagen.

No crees una separación radical si son niño y niña

¿Qué es eso de que los niños van de azul y las niñas van de rosa? Las cosas han cambiado mucho y eso ha pasado a la historia. Afortunadamente, cada vez vemos más propuestas infantiles unisex. De hecho, incluso las muñecas y las cocinas empiezan a ser productos que también van dirigidos a los niños, de la misma forma que una niña puede interesarse por un garaje repleto de coches. Todo esto quiere decir que la decoración de una habitación infantil compartida, en caso de haber un niño y una niña, no debe limitarse a una separación brutal de colores. Si no quieres que eso pase, lo más recomendable es decantarse por tonalidades neutras como el gris, que combinado con estrellas, nubes y otros elementos queda genial. Es un color del que nunca te cansas y es el que puedes incorporar a la decoración de la habitación infantil cuando nace el primero. De esta forma no tendrás dudas sea del sexo que sea la segunda criatura que venga al mundo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*