Ideas para organizar mejor tu casa

¿Tu casa está ordenada? ¡Debería estarlo! Solo así te puedes asegurar de que vas a vivir bien, sin tener que ir esquivando objetos y sin ponerte de mal humor al ver que todo es un caos.

Para ello es bueno poner en práctica una serie de ideas como las que compartimos en este artículo, que como verás se pueden poner en práctica en cualquier momento. Si quieres que el orden llegue a tu hogar, no lo pospongas más y ponte manos a la obra. ¡Lo agradecerás!

Empieza por lo menos complicado

No quieras empezar por aquello que te da dolores de cabeza nada más pensarlo. Hay que ir poco a poco y tomar decisiones fáciles al principio, ya que de esta forma todo se va viendo más despejado y uno se siente con fuerzas de afrontar lo que a priori es más complicado.

Despréndete de lo que no vayas a utilizar

¿De qué sirve tener cosas que no se utilizan? Eso mismo es lo que se pregunta Marie Kondo, que sin duda alguna es una de las expertas en la materia. Considera que solo hay que rodearse de lo que de verdad importa, y para ello nos anima a tirar todo lo demás. Podría decirse que está en las antípodas de quienes sufren el síndrome de Diógenes.

Orden en un solo día

Sí, es verdad que a veces a uno se le hace una montaña pensar que va a pasar buena parte del día ordenando su casa. Sin embargo, lo mejor es hacerlo todo de golpe y olvidarse de ello para siempre. ¿Para siempre? ¡Sí! Pero claro, tendrás que llevar a cabo una serie de medidas con las que mantener el orden más allá de ese día en el que decidiste hacer lo que debías. Es más fácil mantener el orden que ponerse a ordenar todo cuando las habitaciones se han convertido en un caos.

Ropa por colores

Si eres de los que viven el orden con pasión, pon en práctica eso de ordenar la ropa por colores. Si dispones de tiempo y crees que lo vas a agradecer, merece la pena llevar a cabo una clasificación de este tipo.

Cualquier rincón cuenta

A la hora de buscar soluciones de almacenamiento no hay que ponerse exquisito. Lo que hay que hacer es buscar todos y cada uno de los rincones que puede haber en casa para utilizarlos como un extra de almacenaje. Una balda, un puf con espacio en el interior, una cajonera… Todo cuenta, todo suma.

Compartimentos

El orden no consiste en meterlo todo en un armario de cualquier manera. Hay que pensar en una distribución eficiente que nos permita mantener ese orden con facilidad. Por ello, lo más recomendable es crear compartimentos dentro de un mismo cajón o armario. Esto es algo bastante práctico y habitual cuando se trata de muebles de la cocina o el baño.

Cuidado con los papeles

Los papeles parece que no ocupan espacio, pero se van acumulando sin tener fin y al final nos damos cuenta de que tenemos una enorme montaña que hay que desmontar. ¿Cómo? Con paciencia, porque hay que revisarlos uno a uno para saber si son útiles o no.

El cambio de armario, una oportunidad

Sabemos que es difícil ver el día perfecto para llevar a cabo una sesión de orden. Por eso te recomendamos hacerlo el día que vayas a cambiar la ropa del armario. Coge cajas, haz montones y distribuye todo de la forma que consideres más conveniente. No olvides dejar las prendas de entretiempo a mano, ya que son las que es probable que tengas que utilizar de forma esporádica.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.