Ideas para una decoración scandi

De entre los muchos estilos decorativos que uno puede elegir, el scandi es de los que más éxito tienen actualmente. De hecho, lleva muchos años en la cresta de la ola y se espera que siga siendo así durante mucho tiempo.

Si quieres que dicho estilo se cuele en tu casa, presta atención a los consejos que vamos a compartir a continuación, ya que si los pones en práctica podrás presumir de estancias de ambiente nórdico.

El blanco es el color estrella

Olvídate de pensar mucho en los colores que vas a colocar en cada estancia. El blanco debe ser el gran protagonista, ya que es el color que mejor combina con la madera. Además, no olvides que gracias a él lograrás esa dosis de luminosidad que todos queremos para nuestro hogar. Y no solo eso, sino que podrás combinarlo a las mil maravillas con pinceladas de otros colores.

La importancia de la luz natural

Otro de los aspectos que no puedes pasar por alto es el que tiene que ver con la iluminación. Trata de recurrir lo mínimo posible a las bombillas y decántate por la luz natural, que sin duda alguna es la más apropiada para cualquier ambiente de estilo scandi. Para ello, despeja las ventanas y no recurras a cortinas demasiado tupidas, ya que si lo haces estarás poniendo trabas al paso de la luz. Mejor que las cortinas sean de tejidos vaporosos, e incluso puedes plantearte la posibilidad de tener ventanas sin cortinas si lo de la privacidad es algo que no te preocupa en exceso.

Madera por todas partes

Si el blanco es el color estrella, la madera es el material que más presencia debe tener en un hogar que tiene aspiraciones nórdicas. Aporta calidez y combina muy bien con muchos colores, así que es una elección que no te costará aprobar. Las claras son las más habituales, como es el caso de la madera de haya o la de abedul. Por otra parte, no solo debes pensar en la madera como material para los muebles, sino que también puede ser el material de lámparas y accesorios decorativos como un centro de mesa o un jarrón. De hecho, hasta puedes pensar en ella para colocar revestimientos en las paredes.

Muebles sencillos y funcionales

En la decoración nórdica lo que brilla es la sencillez. No hay que buscar ambientes recargados o muebles con formas extrañas. Mejor líneas suaves y sin afán de protagonismo. Eso sí, los muebles deben ser lo más funcionales posible, e incluso hay que pensar en muebles multifuncionales si el espacio escasea.

Atrévete a mezclar

En ocasiones caemos en el error de pensar que el estilo nórdico es aburrido. ¡Todo lo contrario! Es un estilo decorativo que puede ser todo lo animado que tú quieras, ya que permite un sinfín de combinaciones. Por ejemplo, puedes darle un toque vintage o industrial añadiendo un mueble de tales características.

Naturalmente natural

Otro clásico del estilo scandi tiene que ver con la naturaleza. Ésta se puede manifestar a través de los muebles de madera o de un suelo de bambú, pero también gracias a las plantas. Trata de utilizarlas en varias habitaciones sin olvidar que son capaces de eliminar el dióxido de carbono transformándolo en oxígeno, algo que sin duda alguna repercute en la calidad del aire que respiramos. Por otra parte, y dejando de lado el tema de las plantas, apuesta por tejidos 100% naturales y rodéate de cojines y plaids, sobre todo en invierno, que es cuando más se agradece ester arropado.

Con todas estas ideas podrás presumir de un hogar nórdico como los que solemos ver en las revistas.

Un comentario

  1. increible este articulo muy bien redactado

Deja un Comentario como carlos españa Cancela comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.