Los mejores colores para pintar el recibidor


Como te hemos comentado en numerosas ocasiones, el recibidor es una de las partes más importantes del hogar. Sí, ya sabemos que se trata de una zona de paso en la que apenas pasamos unos pocos minutos al día, pero también es el espacio que nos da la bienvenida cada vez que llegamos a casa y el último que vemos al salir.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que el recibidor es lo primero de nuestra vivienda que ven nuestros invitados. Teniendo en cuenta que la primera impresión es la que cuenta, debería preocuparnos que este espacio fuera cálido y acogedor. Para conseguirlo, es esencial acertar con la iluminación, los muebles, la distribución y, por supuesto, los colores. Para echarte una mano con la decoración de la entrada de tu vivienda, hoy vamos a contarte cuáles son los mejores colores para pintar las paredes de este espacio. ¿Nos acompañas?

Blanco

El recibidor suele caracterizarse por la escasez de metros cuadrados y la falta de luz natural. Por eso, lo más recomendable es pintar las paredes de este lugar de blanco, que ya sabes que es un color que amplía los espacios visualmente y aporta luminosidad. Además, no debes olvidar que el blanco es muy versátil, por lo que combina con todo tipo de colores y encaja en ambientes de todos los estilos.

Gris

Aunque se trata de un color atemporal, es decir, que nunca pasa de moda y que es perfecto para cualquier época del año, lo cierto es que en estos momentos el gris es toda una tendencia. Para ser justos, lleva bastantes temporadas triunfando en decoración. A nosotros nos parece perfecto para el recibidor, ya que es elegante y neutro. Eso sí, te recomendamos que escojas una tonalidad clara, como la que puedes ver en el recibidor de la siguiente imagen.

Beige

Si en tu recibidor los metros cuadrados brillan por su ausencia y los rayos de sol no llegan, pero no quieres pintar las paredes de blanco porque te parece un color demasiado frío o aburrido, puedes decantarte por el beige, que aporta luminosidad y amplitud visual, con la ventaja de que es más cálido. El beige combina con una gran variedad de colores, pero debemos reconocer que sobre todo nos gusta combinado con el marrón.

Verde

Solemos recomendar tonos neutros para pintar las paredes de todas las estancias del hogar, ya que estos son versátiles, atemporales y no cansan a la vista. Sin embargo, a algunas personas les parecen sosos y aburridos. Si es tu caso, también puedes optar por otro tipo de colores. Por ejemplo, si quieres que tu recibidor se trate de un lugar que transmita frescura, puedes pintar las paredes de verde. Si no te atreves a pintarlas todas, puedes pintar únicamente una pared. Puedes ver un ejemplo de lo que te acabamos de comentar en el siguiente recibidor.

El mismo color que la estancia contigua

También es buena idea que pintes las paredes de tu recibidor del mismo color que la estancia contigua. De esta manera, conseguirás una sensación de continuidad entre estancias. Eso sí, puede que no sea lo más recomendable si se trata de colores oscuros, ya que estos pueden hacer que la entrada se vea más pequeña de lo que en realidad es, además de menos luminosa.

Papel pintado

Por último, queremos recomendarte que apuestes por el papel pintado en lugar de por la pintura. Eso sí, procura que se trate de un diseño claro, ya sea liso o con estampados, que preferiblemente deberán ser sencillos. Y es que cuanto más recargado u oscuro sea el papel, más pequeño se verá el recibidor.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*