Los tres principales tipos de almohadas

Almohada latex 90
Para dormir bien y tener una buena salud no solo necesitas un buen somier y un excelente colchón, sino una almohada que te permita descansar de forma cómoda y placentera. Es importante que tengas en cuenta que estos elementos se encargan de soportar el cuello durante muchas horas y mantener recta la columna. Además, también cumplen la función de disminuir el estrés acumulado durante el día y corrigen problemas de espalda y posturas incorrectas. Por todo ello, no puedes escoger una almohada cualquiera, sino que debes optar por un modelo que se ajuste a tus necesidades y, por supuesto, a tus gustos.

A la hora de escoger la almohada deberás tener en cuenta diferentes factores, pero uno de los más importantes es el material que la compone. Hoy queremos hablarte de los tres principales tipos de almohadas que podrás encontrar en el mercado. De esta manera, tendrás más información para poder escoger la mejor para ti. ¿Nos acompañas?

Almohadas de fibra

Entre los materiales más utilizados para realizar almohadas se encuentra la fibra, algo que no es de extrañar, ya que ofrece una gran cantidad de beneficios. Así, por ejemplo, debes tener en cuenta que resulta muy resistente al uso, por lo que podrás utilizarla durante muchos años. Por supuesto, también es importante tener en cuenta que son muy suaves al tacto, si bien es cierto que ésta no es una propiedad que preocupe mucho al consumidor, ya que, en general, las almohadas suelen cubrirse con una funda. Por otra parte, debes saber que este tipo de almohadas son muy adaptables. De hecho, la firmeza de la fibra es variable, por lo que podrás encontrar modelos para todo tipo de personas. Eso sí, debes tener en cuenta que son más recomendables para aquellas personas que duermen boca abajo o se mueven mucho cuando están durmiendo. Por último, queremos comentar que, en general, son blandas y más baratas que las realizadas con otros materiales. En la imagen que te mostramos a continuación puedes ver un ejemplo de almohada de fibra.

Almohada fibra 150

Almohadas viscoelásticas

En el mercado también podrás encontrar almohadas de viscoelástica, que suelen ser algo más caras que las de fibra. Este tipo de almohadas se caracterizan por volver a su estado inicial tras utilizarlas, por lo que no se deforman con el tiempo. Por otra parte, debes tener en cuenta que este material es muy adaptable, por lo que resulta tremendamente cómodo, ayudando a aliviar presión y liberar tensiones musculares. También hay que tener en consideración que este tipo de almohadas son resistentes además de hipoalergénicas. Son recomendables para las personas que duermen boca arriba o de lado. La principal desventaja es que no se pueden lavar. A continuación puedes ver un ejemplo de almohada viscoelástica.

Almohada viscoelastica 135

Almohadas de látex

Por último, queremos hablarte de las almohadas de látex, que suelen ser más caras que las anteriores al ser de mayor calidad. Y es que este material permite que la almohada se mantenga con la misma forma durante mucho más tiempo que el resto de materiales, lo que, lógicamente, es muy beneficioso para el descanso. Pero ésta no es la única ventaja que ofrece frente a las demás. Así, debes tener en cuenta que este tipo de almohadas favorecen la buena posición cervical, reduciendo posibles molestias y dolores. Por supuesto, también es importante tener en consideración que ofrecen un gran confort. Además, son ideales para el verano y para lugares de climas cálidos, ya que permiten al usuario transpirar de forma adecuada. Por último, queremos comentar que el látex es un material muy higiénico, entre otras cosas porque es muy fácil de lavar.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.