¿Qué es la decoración raw?

Probablemente lo habrás escuchado en más de una ocasión. La decoración raw, pese a no estar tan extendida como otros tipos de decoración que llevan muchas décadas entre nosotros, se abre paso poco a poco siendo fiel a la naturaleza, ya que consiste en decorar con madera que está en el estado más natural posible. Todo ello mezclándola con las piezas de de mobiliario actual, lo que sirve para crear una combinación que a nivel estético es una maravilla.

La madera debe presentarse en estado puro, sin haber sido tratada como suele ser habitual. Eso sí, a pesar de que se muestra tal y como es con sus imperfecciones, no hay que caer en el error de pensar que es una tendencia que encaja con estilos decorativos como el rústico o el que solemos ver en una casa de campo. De hecho, está en el polo opuesto.

La decoración raw se lleva muy bien con las líneas rectas y simples, con muebles de nueva hornada con los que se crea un contraste muy atractivo que ya ha logrado atrapar a miles de personas en España.

“Raw”, que viene a significar algo así como “bruto” o “rudo” en inglés, va muy en sintonía con lo que muchas personas buscan hoy en día, ya que es la forma más sostenible de tratar la madera, además de desprender una autenticidad que difícilmente se puede obtener de otra forma.

La belleza no siempre está en la perfección. Muchas veces es la imperfección, que rezuma originalidad y exclusividad, la que nos permite dar un toque natural a nuestro hogar a través de formas naturales que nada tienen que ver con la simetría que vemos en la mayoría de muebles que se comercializan en la actualidad.

La madera en estado puro tiene grietas y porosidades a la vista. No hay que esconderlas, ya que son las que hacen que tenga sentido la decoración raw. La textura es áspera y las formas son de lo más variopintas. No se puede decir que hay dos muebles iguales precisamente por eso.

Lo bueno de decorar en raw es que puedes jugar con la mezcla de texturas. Todo lo áspero e imperfecto de la madera puede combinarse con otros materiales que son lisos y tienen unas líneas muy marcadas. El resultado, aunque parezca mentira, es sencillamente espectacular.

Las piezas de mobiliario que más se prestan a la decoración raw son las estanterías, los taburetes, las mesas auxiliares y las mesas de centro. Además, tampoco podemos olvidarnos de las vigas de madera, un elemento con el que es posible añadir un extra de calidez a cualquier hogar.

Lo más complicado siempre es encontrar el equilibrio. Como pasa con todo en esta vida, a la hora de mezclar no hay que pasarse y hay que ir con cuidado. Es conveniente pensar bien en las combinaciones antes de ponerse a comprar muebles y elementos de decoración, ya que de lo contrario podemos darnos cuenta demasiado tarde de que no estábamos comprando los productos adecuados.

Lo bueno es que suelen ser piezas muy versátiles que podrás colocar donde quieras en función de tus preferencias. Así, cuando veas que el resultado no acaba de convencerte, tal vez podrás probar con una nueva distribución en la que todo encaje. Sea como sea, lo primero que deberías decidir es si los elementos de decoración raw van a ser los protagonistas o van a aparecer como secundarios. De esta forma tendrás más claro lo que necesitas y podrás fijar un presupuesto para comprar muebles y decoración de este tipo.

Para terminar, decir que la decoración raw, además de ser muy natural, es perfecta para crear atmósferas relajantes.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.