Trucos para decorar un comedor de estilo retro

Decorar un comedor es un reto muy ilusionante, sobre todo cuando se parte desde cero. Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta para no cometer errores y hay una serie de ideas que conviene valorar para lograr el mejor resultado posible.

Si el estilo retro es el que quieres para tu comedor, tenemos que decirte que estás de enhorabuena, ya que en este artículo vamos a compartir una serie de trucos con los que podrás crear ese ambiente que tienes en mente. ¿Te apetece conocerlos?

Muebles vintage

Como es lógico, lo primero que tendrás que valorar es el tema de los muebles. Son los principales protagonistas de cualquier comedor, y eso es algo que no cambia cuando se trata de hablar del estilo retro. Puedes comprar piezas antiguas o puedes restaurar mobiliario que tengas en casa. En ese sentido tienes mucha libertad y todo dependerá del presupuesto disponible para que te decantes por una opción u otra. De eso y de las ganas que tengas de sacar a relucir tu faceta más artística.

Los detalles marcan la diferencia

Los muebles no son lo único importante. Aunque tienen mucho peso, también hay que considerar otros detalles como por ejemplo los complementos, que son más necesarios de lo que muchas veces creemos. Me refiero a textiles como alfombras, cojines o cortinas, pero también a elementos decorativos como jarrones, velas o faroles. Asegúrate de que tienen un aspecto envejecido o que como mínimo recuerdan a los que se empleaban hace varias décadas. De esta forma lograrás que el estilo retro se instale en tu comedor para quedarse. Eso sí, ten cuidado a la hora de elegirlos y no te pases, ya que la decoración retro no tiene por qué ser sobrecargada, algo que por desgracia muchas veces se confunde.

¿Más detalles que pueden ser retro? Matrículas, láminas de propaganda de metal, destinos de viaje… Es cuestión de pensar y proponérselo.

Inspiración retro

Te recomiendo consultar revistas, moverte por Internet y ver películas de estética retro en las que la decoración tiene bastante peso. De esta forma podrás inspirarte y poner en práctica algunas de las ideas que consideres más atractivas. Piensa en el espacio del que dispones y actúa en función de ello, ya que muchas veces vemos ideas fantásticas que encajan a la perfección en pisos con muchos metros cuadrados, que por desgracia no son los que suelen abundar (al menos en España).

Patrones retro

No solo hay que fijarse en los colores y en los materiales, sino que también hay que considerar los patrones que se eligen. Diseños en forma de zigzag, estampados geométricos, pósteres de películas antiguas, papel decorativo de la época… No tengas miedo y apuesta por todo aquello que te teletransporte a los años 60.

¡Hazlo tú mismo!

Como hemos comentado anteriormente, el hecho de decantarse por una decoración de estilo retro permite recurrir a manualidades que hacen que sea posible transformar cualquier mueble para incluirlo en el comedor. La mesa de comedor o las sillas son un buen ejemplo de ello, pero también hay otros muebles como una vitrina que puedes transformar pintándolos y dándoles un aspecto más antiguo, por así decirlo. En lo que a sillas se refiere, no es mala idea mezclarlas de colores y diseños distintos, algo que se está poniendo bastante de moda y que queda mejor de lo que uno piensa.

Colores

El color madera es fantástico y muy original, pero te animamos a apostar por colores pastel, que además de ser fantásticos para una habitación infantil pueden transformar cualquier comedor con aspiraciones retro. Piensa que hay distintas intensidades de colores pastel, así que elige la que más te guste y trata de transportarla a otras estancias de tu hogar.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.