Trucos para ganar comodidad en el salón

En esta vida no hay nada como sentirse cómodo, relajado y con la mente despejada. Los nervios no son nada buenos, así que hay que hacer todo lo posible por expulsarlos, por crear situaciones y momentos relajantes.

Una de las estancias de nuestro hogar que suelen propiciar ese relax es el salón. Es el lugar donde vemos nuestra serie favorita, nos echamos una siesta o disfrutamos de una tarde con la mejor de las compañías junto a nuestros amigos y familiares. Por ello, creo que te vendrán bien los siguientes trucos para ganar comodidad en el salón.

El sofá, la pieza central

No hay nada más importante en el salón que el sofá. Es el que se lleva todos los piropos, el que nos permite descansar durante horas y horas. Por ello, hay que asegurarse de que sea cómodo, ya que la estética no es lo único que cuenta en este caso. Para ello, te recomendamos probar todos los sofás que sea necesario. Eso y asegurarte de las tecnologías que incorpora y los materiales que lo componen, ya que en función de ello tendrás más o menos libertad a la hora de sentarte y estirarte. ¿Una buena idea? Incorporar un reposapiés o un puf lo suficientemente rígido como para colocar los pies encima sin problema. De esta forma maximizarás el relax.

La distribución

Aunque no lo creas, la distribución también juega un papel fundamental en la comodidad del salón. ¿Por qué? Pues porque en función de cómo estén colocados los muebles podrás llevar a cabo tus tareas diarias con mayor o menor facilidad. Por ello, piensa en cómo es tu día a día y distribuye tanto los muebles como los complementos decorativos en función de ello. Tu vida puede cambiar más de lo que crees.

Colores relajantes

Los colores, como no podía ser de otra forma, también tienen mucho que ver en todo esto. Por todos es bien sabido que son capaces de influir en nuestro estado de ánimo. La colorterapia es una realidad y hay que adaptarse a ella dependiendo de lo que estemos buscando. Si queremos alegría y optimismo, los colores vivos son los más apropiados, pero si lo que buscamos es que el salón sea lo más relajante posible, lo que hay que hacer es decantarse por tonos neutros como el gris, el blanco o el beige. Con ellos es mucho más fácil relajarse, y encima son perfectos para combinar con otros colores.

La iluminación

También cuenta el tema de la iluminación. Lo más recomendable es que despejes las ventanas y permitas el paso de la luz natural, que es la mejor de todas con diferencia. Sin embargo, como eso no siempre es posible, hay que recurrir a la luz artificial en algún momento del día. En ese caso, asegúrate de que todos los rincones estén bien iluminados. Y no solo eso, sino que también hay algo importante que tiene que ver con la intensidad de la luz, ya que dependiendo de eso el ambiente del salón será más frío o más cálido. Esto último es lo que más nos interesa para crear un salón relajante.

Alfombras

Uno de los complementos más utilizados en el salón son las alfombras. Las podemos colocar de la medida que queramos en función del espacio que vayamos a cubrir. Lo más habitual es comprar una alfombra para la mesa de centro, la que va justo delante del sofá. En ese caso, es bueno no quedarse corto, ya que si nos quedamos cortos el salón parecerá más pequeño de lo que realmente es. El relax puede ser visual, pero también lo puedes notar a través de tus pies, ya que una alfombra mullida siempre es acogedora.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.