Trucos para limpiar muebles de madera

Para presumir de casa no solo hay que elegir bien la decoración y los muebles. También hay que preocuparse del mantenimiento, que es lo que hará que se vea igual de reluciente que el primer día.

Si quieres alargar la vida útil de tus muebles de madera, debo decirte que estás en el lugar indicado, ya que a continuación vamos a compartir una serie de trucos para limpiarlos obteniendo los mejores resultados posibles. ¿Nos acompañas? ¡No te arrepentirás!

Claras de huevo

Con las claras de huevo, por increíble que parezca, lograrás limpiar tus muebles de madera para dejarlos como nuevos. Basta con batir unas claras de huevo a punto de nieve y añadir una cucharada de amonaico para crear una mezcla mágica. La puedes aplicar sin miedo siempre y cuando el mueble no esté hecho con más materiales que no soporten el amoniaco. Seca bien con un trapo para eliminar cualquier resto y disfruta del brillo que probablemente echabas de menos al ver tus muebles.

Vinagre blanco

Probablemente ya sabías que el vinagre blanco es un aliado de la limpieza, puesto que también sirve para eliminar manchas en otro tipo de materiales. En este caso, añade 50 ml en un vaso de agua con 250 ml y pasa un paño de algodón empapado por esas partes que consideras que necesitan una limpieza profunda para recuperar su estado original.

Aceite de almendras

Con el aceite de almendras también serás capaz de recuperar el brillo que tenían tus muebles de madera cuando los compraste. Te lo decimos como expertos que somos en muebles, y te recomendamos que lo emplees en todo tipo de piezas de mobiliario, desde las más pequeñas tipo sillas o taburetes hasta las más grandes, como por ejemplo un aparador.

Limón y aceite de oliva

Estos otros ingredientes naturales no solo los utilizamos a diario en nuestra gastronomía, sino que también nos pueden echar una mano a la hora de limpiar los muebles de madera. ¿Qué hay que hacer? Algo tan sencillo como crear una mezcla en la que los dos ingredientes aparezcan a partes iguales. Mojas un trapo y te pones a trabajar para recuperar el brillo inicial. Y no solo eso, sino que también puedes disimular los pequeños desperfectos que se crean con el paso del tiempo por algo tan simple como el roce del día a día.

El corcho

Tal vez sea de lo más sorprendente. Con el corcho se puede recuperar una mancha en un mueble de madera, así que si has abierto una botella de vino y la copa ha dejado marca en la mesa, no te preocupes y utiliza el corcho de la botella para eliminar esa mancha. Funciona, de verdad.

Las nueces

Las nueces también pueden ayudarte. No tienes que picarlas ni nada por el estilo. Basta con que las frotes por la madera para limpiarla de forma sorprendente, puesto que tienen un líquido que se convierte en un limpiador muy efectivo. Y, por supuesto, no tengas miedo porque a pesar de ser un elemento sólido no va a rayar la madera.

Vaselina

Terminamos este artículo hablando de la vaselina, que más allá de todos los usos conocidos y por conocer, también puede ayudarnos a dejar los muebles impecables. Es ideal para disimular grietas, ya que incluso son capaces de eliminarlas. Basta con aplicar una capa y dejar actuar un día entero, pasando un trapo limpio y seco para eliminarla por completo.

Como ves, no cuesta nada mantener los muebles en perfecto estado. Todo esto te ayudará, pero como es lógico también deberías valerte de otros productos de limpieza para que cada semana estén limpios y libres de polvo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.