Trucos para un comedor más acogedor

No hay nada como vivir en un hogar acogedor, ¿verdad? Eso es algo que tenemos que extender a todas y cada una de las habitaciones de nuestra casa, ya que de lo contrario jamás lograremos dar con esa armonía tan buscada en el mundo de la decoración.

En este artículo vamos a compartir una serie de trucos con los que lograr que el comedor sea muy acogedor, así que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación porque seguro que te interesa. ¿Empezamos?

Una alfombra mullida

Es verdad que durante la primavera y el verano pensamos que una alfombra mullida no es lo más apropiado, pero lo cierto es que para tener un comedor acogedor no hay nada como tener una alfombra lo suficientemente gordita como para sentir esa calidez. Hay muchos diseños, tanto redondos como rectangulares, y también verás que las opciones a nivel de color y patrones geométricos son casi infinitas.

Sillas confortables

¿Qué sería de un comedor sin unas sillas cómodas? Las vas a utilizar en tu día a día y son las que van a servir para dar cabida a tus invitados, así que esfuérzate para conseguir unas sillas lo suficientemente confortables.

¿Qué tal eso de colocar la mesa al lado de la chimenea?

Una vez más hay que referirse al otoño y al invierno para hablar de esta opción tan recomendable. Poder comer o cenar al lado de la chimenea, con el calor que desprende, es de lo mejor que hay cuando las temperaturas bajan.

Colores cálidos

Si quieres un comedor acogedor, es evidente que no deberías recurrir a los colores fríos como el azul, ya que con ellos lograrás un efecto contrario al deseado. Es preferible que optes por tonalidades cálidas como los tonos crema o los beige, que además se convierten en una muy buena base para añadir otros colores en forma de muebles y complementos decorativos.

Iluminación

De la misma forma que los textiles como las alfombras nos ayudan a crear ambientes acogedores, la iluminación también nos puede echar una mano para lograr dicho objetivo. ¿Cómo? Iluminando bien todos y cada uno de los rincones del comedor, pero siempre utilizando una luz denominada como cálida, que es la que se encuentra por debajo de los 3.300 Kelvin.

Las lámparas, a poder ser, mejor que no tengan tonalidades blancas, ya que el blanco no deja de ser un color frío. Es mejor decantarse por el negro o por otros tonos que transmitan calidez.

Decora la pared

Otra buena forma de ganar calidez en el comedor tiene que ver con las paredes, y en esta ocasión no hay que referirse a los colores empleados, sino a todas aquellas piezas decorativas por las que uno puede optar a la hora de vestirlas. Me refiero a los tapices, a los atrapasueños, a los cuadros, a los espejos, a los relojes… Hay muchísimas opciones que se pueden adaptar a tu comedor sea cual sea el estilo decorativo reinante.

Fotografías

No hay nada más acogedor que las fotografías de la familia y los amigos. Cuando uno entra a una casa y empieza a ver fotos por todas partes, se siente en un hogar que no tiene nada de frío, todo lo contrario. El comedor, al igual que el recibidor o los dormitorios, no tiene por qué ser una excepción. En esta zona del hogar también puedes colocar fotografías que no necesariamente deben ir en un cuadro. También puedes colgarlas de una guirnalda para que sea todavía más moderno y decorativo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.